B8COukUCEAE7dulViernes 22 de julio del 2011 Gente

A la actriz Lorena Meritano le divierte viajar. Afirma que lo que le atrae de un hombre es su sabiduría, pasión, nobleza e inteligencia.

Lorena Meritano, actriz argentina que tiene previsto arribar a Miami, hoy, a las 13:30, para iniciar la grabación de su nueva novela Corazón apasionado, hizo una fugaz visita a Guayaquil para presentar el desfile que el c.c. San Marino efectuó ayer como parte de sus ocho años de fundación.

Ataviada de un vestido largo blanco, un color asociado a la paz (aquella que dice sentir ahora), la intérprete habla sobre su nuevo proyecto televisivo con Venevisión Internacional para Univisión, Corazón apasionado. La historia fue escrita por Alberto Gómez, el mismo guionista de Gata salvaje. Meritano recalca que no se trata de un “refrito”, sino de una producción original.

En este melodrama, agrega, dará vida a la piadosa Virginia, “Es un personaje que vive sometida a la religión, al hogar, a la música; siente que el amor no es para ella”. Pero este sí aparecerá en el personaje encarnado por el mexicano Luis José Santander.

La argentina cuenta que estuvo en Colombia durante tres meses en la grabación de Chepe Fortuna; en México grabando Mujeres asesinas y que luego volvió a Buenos Aires para estar junto a su familia, a quien no verá por casi un año.

El corazón de Meritano está soltero, no solo, recalca la intérprete, pues dice tener la compañía y la bendición de Dios. No busca el amor tampoco, pues considera que aquello es algo que nace y aparece espontáneamente. Resume este momento de su existencia como uno en el que está con ganas de vivir, en paz. “Estuve muy enferma, tuve una depresión muy profunda, no tenía ganas de comer, no tenía ganas de nada”. Al contrario, hoy siente que la vida le traerá regalos maravillosos. Tomando como base su experiencia, afirma que la gente es como el ave fénix: vive y se muere de manera constante.

Reconoce que la televisión es esclavizante, pero no descarta hacer pronto teatro y trabajar en proyectos cinematográficos pendientes en su país natal. Pide además a sus fans que le escriban a su cuenta de Twitter (@LorenaMeritano). Promete postear fotos y datos sobre las grabaciones de Corazón apasionado.

La intérprete asegura vivir de manera honesta, transparente, manteniendo una coherencia entre lo que dice y hace, tanto si le gusta a la gente como si no.

Entre sus virtudes, nombra a sus defectos, grandes contrastes. Admite ser muy insegura, ansiosa y susceptible, por lo que tiene que buscar siempre “mecanismos de defensa” para sobrellevarlos. Algunos de ellos, el reiki o el Twitter, o el escribir en su apartado Lorena habla (expuesto en su web, lorenameritano.com), en el cual da rienda suelta a sus pensamientos. La escritura es esa faceta pendiente de la actriz. Ahora está “enamorada” de las obras de Sándor Márai y no descarta en un futuro publicar un libro de su autoría.

Fuente: El Universo